¿Cómo puedo conseguir que la funda del sofá no se descoloque continuamente?

¿Cómo puedo conseguir que la funda del sofá no se descoloque continuamente?

Las fundas de sofá son una opción elegida por mucha gente por varios motivos. Una de las razones puede ser que se tenga un sofá bastante antiguo, roto por varias partes o con manchas imposibles de quitar, y se quiera tapar el desaguisado con una funda. Otra razón por la que se escogen estos recubrimientos es que no se quiere estropear el sofá, poniendo la funda desde el principio para que la estructura no sufra tantos daños. También, hay personas que optan por esta alternativa simplemente para decorar la casa con colores comunes.

Sea cual sea la razón de poner una funda a tu sofá, lo cierto es que va a suponer una gran ventaja para el cuidado de la tela. Sin embargo, la mayoría de las fundas no están hechas a medida de la estructura del sofá y se mueven continuamente, lo cual acaba siendo realmente incómodo. Por eso, en este artículo te dejamos algunos trucos para que sostengan y no acaben siendo una molestia.

 

4 trucos infalibles para sujetar la funda del sofá

 Aunque lo ideal sería tener una funda que encajase perfectamente con las dimensiones del sofá, no siempre es posible, por lo que te dejamos algunos consejos para que tu funda no se mueva constantemente:

  1.        Coser velcro: Es una opción tremendamente eficaz y resulta realmente sencillo. Aunque es cierto que mucha gente puede ser reticente a coser el sofá, esta técnica funciona a las mil maravillas.
  2.        Usa un tubo para los pliegues: Si se hacen tubos enrollando con algún molde, como una revista, entre los asientos y la espalda, los pliegues se empujarán y se conseguirá solucionar el problema.
  3.        Cintas en la parte de abajo: Si las fundas son ajustables, se pueden incorporar cintas en la orilla de la funda en la parte de abajo del sofá.
  4.        Con alfileres de fundas: Los podremos encontrar en cualquier mercería y son una medida muy eficaz.
Compare