Blog

La Organización Mundial de la Salud (OMS), lo tiene claro: dormir bien no es únicamente un placer, sino una necesidad. Con el estrés del día a día, se ha convertido en una de las prácticas más lujosas para muchas personas. Ya advertimos anteriormente en otros artículos qué efectos tenía en nuestra salud tanto hacerlo bien, como mal.
Te pones cómodo, miras hacia arriba y hablas mientras te preguntan. Esta es la imagen que a muchas personas les viene a la mente en el momento en que piensan en psiquiatría. El término denominado “diván del psiquiatra”, se ha convertido en un sinónimo de tratamiento en psicología por cualquier experto en este tema.
Trabajo, universidad, hijos…Todas estas características hacen que vivamos cada día con un estrés y una ansiedad considerable. Los expertos aconsejan que las personas duerman como mínimo 7 horas y, debido al vertiginoso ritmo de vida que llevamos, resulta en muchas ocasiones imposible. Dormir bien se ha convertido en uno de los placeres más importantes del Siglo XXI y conviene saber cuáles son los beneficios que conlleva realizar esta acción vital
Quienes han nacido durante la década de los 80 y 90 sabrá lo feliz que era únicamente con los videojuegos. Las largas tardes después del colegio jugando con los amigos a los juegos que habían se hacían míticas y hoy en día se recuerdan con cierta nostalgia y alegría.
La siesta es una de las tradiciones más arraigadas para muchos ciudadanos. Tras una buena comida copiosa es muy importante saber reposarla durmiendo como máximo 30 minutos para poder afrontar el resto del día.
Showing 45 to 50 of 65 (10 Pages)
Compare