Blog

Lógicamente, los sofás, como cualquier parte del inmobiliario, se van deteriorando con el tiempo, haciendo que la vida útil de los mismos sea limitada. Además, si tenemos en cuenta que los sofás son un tipo de mueble a los que se da mucho uso y con los que existe contacto continuo, podemos deducir que la duración de un sofá será menor, en términos generales, que la de otro tipo de mueble como una mesa o una estantería.
Todos sabemos que una mudanza trae consigo cambios a muchos niveles, pudiendo marcar una nueva época para muchas personas. Por desgracia, este proceso suele ser bastante laborioso y hacerlo puede suponer muchos quebraderos de cabeza, más aún cuando se tienen muebles grandes de mucho valor que deben ser transportados sin ser dañados. Sin duda, uno de los muebles que más problemas trae trasladar es el sofá.
Con la llegada del invierno las ganas de salir a la calle disminuyen de forma evidente. Aunque estar metidos en casa todo el tiempo no es aconsejable, en días de frío es inevitable que nos den ganas de quedarnos tardes enteras en el salón, y más en estos tiempos donde el covid-19 limita mucho los planes que se pueden hacer.
Es relativamente habitual encontrarse casos en los que se prescinde de comprar un sofá porque hay algún detalle del mismo que no se ajusta a las necesidades que se tienen.
Llegar de la calle en pleno invierno, con temperaturas realmente bajas y con las manos y pies congelados, y entrar en el salón es uno de los mayores placeres que existen. En esta época del año, apetece mucho más un plan de quedarse en casa, viendo una película en el sofá con una mantita.
Showing 1 to 5 of 57 (1 Pages)
Compare